La Federación Internacional de Rafting nombra a Rafael Gallo como su primer presidente honorario

24 Jul La Federación Internacional de Rafting nombra a Rafael Gallo como su primer presidente honorario

by Shannon Farley

 

Con el fin de elogiar sus décadas de participación, logros y función integral en la formación y el desarrollo de la Federación Internacional de Rafting (IRF), Rafael Gallo ha sido nominado como el primer presidente honorario de la IRF.

Rafael Gallo

El nuevo cargo fue propuesto por el actual presidente de la IRF, Joe Willis Jones, y aprobado por la Junta Directiva de la IRF como anexo a sus estatutos. El anexo declara que “el Congreso (IRF) puede otorgar el título de ‘presidente honorario’ o ‘miembro honorario’ a cualquier expresidente o exmiembro del Comité Ejecutivo por servicio meritorio al rafting y a la IRF, respectivamente… en particular, los presidentes honorarios deberán servir como embajadores de la IRF”. La nominación de Gallo será considerada para su ratificación en el Congreso de la IRF que se realizará en marzo de 2019 en Australia, durante el próximo Campeonato Mundial de Rafting.

Jones expresó que le complace tener el honor de nominar a Gallo en reconocimiento a sus años de compromiso y servicio. “Todos los que hoy participan en el deporte del rafting agradecen la dedicación y el esfuerzo de aquellos que trabajaron para crearlo. Los años de servicio de Rafa al rafting y a la IRF nos han puesto en deuda con él. Sin Rafa, la IRF probablemente no existiría”.

Gallo es uno de los fundadores de la IRF. Se desempeñó como primer vicepresidente de la IRF durante la presidencia de Peter Micheler de 1997 a 2006, y asumió la presidencia de 2006 a 2013. Gallo ha ayudado a mejorar las normas de seguridad y la capacitación de guías en todo el mundo. También fue uno de los primeros evaluadores de la IRF – el mayor nivel de certificación, el cual permite certificar a instructores que, a su vez, pueden certificar a otros guías de rafting.

“Como fundador de la IRF, Rafa fue esencial para despertar en los demás miembros la necesidad de contar con un ente rector internacional para el rafting. Ha sido un componente básico de la IRF desde su creación, y tenerlo como presidente honorario garantizará que la IRF pueda continuar beneficiándose de sus años de experiencia en el mundo del rafting internacional”, indicó Sue Liell-Cock, secretaria general de la IRF.

“Se siente muy bien haber sido parte de la innovación en el mundo del rafting a través de mi empresa, Ríos Tropicales, en Costa Rica, y convertirme en líder. Me siento afortunado de haber vivido esta histórica etapa desde el inicio, y de haber tenido la oportunidad de dirigir una organización tan importante como la IRF, con tantas personas de todas partes. Ha sido una unión de mentalidades de todo el mundo”, dijo Gallo.

“La IRF ha llevado al rafting a un nivel más competitivo. Se puede ver que las personas luchan por ser atletas y no solo guías de ríos, y les encanta el rafting”, agregó.

Cómo comenzó la IRF

Festival Proyecto RAFT Costa Rica 1991

Fue en el primer evento de Project RAFT, realizado en el río Chuya en Siberia durante el Rally Chuya de 1989, que llegaron, por primera vez, personas de todo el mundo para competir juntas en rafting. El proyecto se llamó “Russians and Americans for Teamwork” (“Rusos y estadounidenses por el trabajo en equipo”) y tenía como fin anular la animosidad política existente en ese momento entre las dos naciones, mediante el deporte del rafting. El Rally Chuya demostró ser un evento catalizador, que cambió el mundo del rafting para siempre, gracias a los contactos y a las amistades que se forjaron.

Jones recuerda su primer encuentro con Gallo en el Rally Chuya, en el cual ambos participaron como atletas de rafting en representación de sus respectivos países. “Rafa y yo nos hicimos amigos, y me invitó a Costa Rica a trabajar como guía de ríos y entrenador de guías en su recién formada empresa. El estilo ‘pura vida’ de Costa Rica y el espíritu de Project Raft se fusionaron en Ríos Tropicales, lo cual atrajo a algunos de los mejores guías de ríos del mundo para trabajar una o dos temporadas con la empresa de Rafa”, resaltó Jones.

El Campeonato Mundial de Rafting se repitió en el río Nantahala, en Carolina del Norte, en 1990; en los ríos Reventazón y Pacuare, en Costa Rica, en 1991; y en el río Çoruh, en Turquía, en 1993. Después de eso, se convirtió en el Camel White Water Challenge de 1995 a 2001.

A medida que crecieron las competiciones internacionales de rafting, sumando 50 equipos para competir en eventos de Slalom y Down River, fue necesario crear un ente oficial que pudiera representar y unir los diversos intereses internacionales del rafting.

Fue en el Campeonato Mundial de Rafting de 1994, organizado en el río Dora Baltea en Italia, que Rafael Gallo y Peter Micheler vieron la necesidad de formar una organización internacional de rafting que pudiera representar a todos los competidores, guías y aspectos del rafting.

Los fundadores de la IRF en 1997 en Augsburg, Germany.

“Las personas se estaban divirtiendo al competir entre ellas, pero necesitaban organizarse mucho mejor”, indicó Gallo. “Todos se presentaron a este Campeonato Mundial de Rafting y descubrieron que no había reglas establecidas. Fue muy caótico. Las balsas eran de diferentes tamaños, las reglas cambiaban y los organizadores no tenían una idea clara de cómo dirigir un evento. Sabíamos que, para que las competiciones internacionales de rafting sobrevivieran, era necesario cambiar el modelo, e implementar una estructura organizativa y reglas para las carreras de rafting”.

El grupo fundador (Lee Porter, Peter Micheler, Rafael Gallo, Tony Hansen, Sue Liell-Cock, Neil Baxter, Glenn Lewman, Zeljko Kelemen y Thomas Karas) se conoció en 1997 en el Augsburg Eiskanal en Augsburgo, Alemania – la base de operaciones de Micheler para el evento de slalom en canoa en los Juegos Olímpicos de 1972. Allí, redactaron las primeras reglas de la carrera de rafting y los estatutos de la organización. La IRF se lanzó oficialmente en el evento Camel White Water Challenge (CWWC) en octubre de 1997.

El primer Campeonato Mundial de la IRF (realizado junto con el CWWC) se llevó a cabo en Costa Rica en 1998, en la sección de Clase 5 del río Reventazón, auspiciado por Gallo y Ríos Tropicales. Allí se concretaron las reglas de las carreras de rafting. Más tarde, en 2001, el Campeonato Mundial de la IRF se separó del CWWC.

20 años de éxito con la IRF

Gallo fue incluido en el Salón Internacional de la Fama del Whitewater en 2009.

A medida que evolucionaron las competiciones de la IRF, también lo hizo la necesidad de crear un sistema internacional de capacitación para guías de rafting.

En 1999, durante el Campeonato Mundial de la IRF en el río Orange en Sudáfrica, Gallo actuó como primer juez principal de un evento de la IRF, y participó en la creación de un sistema de formación y capacitación de guías de rafting aplicable en cualquier parte del mundo.

“Queríamos crear un método para evaluar y certificar las habilidades básicas y el conocimiento que una guía de rafting debe tener”, dijo Gallo. “Lo adoptamos de inmediato con nuestros guías en Costa Rica en 1999”.

Nuevamente, Gallo fue juez principal del Campeonato Mundial de la IRF en Ecuador en 2005 y en Corea del Sur en 2007. Además, auspició un segundo Campeonato Mundial de la IRF en Costa Rica en 2011.

“En este momento, las competiciones de la IRF no eran festivales. Estaban llenas de atletas profesionales. Las personas estaban entrenando, consiguiendo patrocinadores y tomándolo muy en serio”, dijo Gallo. “Fue grandioso. Estábamos logrando nuestro objetivo de crear una competencia de clase mundial. Ya estábamos posicionándonos para hacer que el rafting fuera parte de los Juegos Olímpicos”.

En 2009, Gallo fue incluido en el Salón Internacional de la Fama del Whitewater (Aguas Blancas) como defensor de la conservación y líder del rafting en ríos en el mundo.

El futuro de la IRF

Gallo recibe el certificado de Carbon Neutral para el Campeonato Mundial de Rafting 2011 en Costa Rica

“Tener embajadores en todo el mundo es muy valioso para promover a la IRF y presentarla en los lugares correctos. Los Comités de la IRF pueden recurrir a Rafael para obtener asesoramiento y asistencia en áreas donde su conocimiento o experiencia pueden ayudar”, comentó Liell-Cock.

“Para mí, convertirme en presidente honorario es una excelente forma de continuar participando en el futuro de la IRF”, señaló Gallo. “Con más de 20 años de experiencia, puedo ser un mentor que ‘ha estado allí y hecho eso’, y ayudar a los nuevos líderes del mundo del rafting para que el deporte siga creciendo y creciendo”.